Home / Estilo de vida  / Consejos  / Nutrición  / Cinco mitos de ir al nutricionista

Cinco mitos de ir al nutricionista

Todos los nutricionistas tenemos nuestro propio estilo, el cual debería estar apegado a una base científica, así como a los principios de ética y ejercicio legal de la profesión. Nuestro trabajo principal es educar a las personas para aprender a comer de forma saludable, sin embargo, por cuestiones de moda y superficialidad muchos se han creado un concepto erróneo de lo que significa asistir a una consulta nutricional estos los 5 de los mitos más comunes de asistir al nutricionista:

  1. Voy a morir de hambre: Un plan de alimentación debe ser personalizado y sostenible. Lastimosamente hay métodos en los cuales se suprime un grupo de alimentos o se prohíben otros, pero un profesional debe partir de los hábitos de la persona para darle recomendaciones de cómo ir reduciendo las cantidades (si el problema es de exceso). Además un plan de alimentación es calculado con todos los macronutrientes de acuerdo a las metas de la persona y al horario, no deberías morir de hambre en el intento. Si el problema es de ansiedad se trabaja también esa parte para lograr un resultado positivo.

 

  1. Es un lujo y seguir la dieta es caro: Lastimosamente pagar por una consulta de nutricional a muchos les duele, y cuando esto sucede es porque no han entendido que un profesional en nutrición no va a darles la misma dieta a todos. Vamos a tomar en cuenta todos tus hábitos, estilo de vida, objetivos y metas para poder darte un tratamiento preventivo (y muchos no estamos acostumbrados a prevenir, más bien buscamos ayuda cuando ya hemos probado todo lo fácil y barato) o curativo si fuera necesario.

 

  1. Me van a quitar todo lo que me gusta comer: El truco está en aprender en qué omento y cuánta cantidad de comida se puede consumir. Hay ciertos alimentos con poco valor nutricional que uno recomienda evitar pero es mejor conocer cómo puede incluirse en la alimentación que “suprimirlo” y al final comerlo a escondidas.

 

  1. Solo dan un menú y ya: Uno como profesional trata de dar una guía lo más exacta posible ya sea con porciones o menús, pero para mí la clave es la educación nutricional, el menú te va a servir de guí, pero aprender a escoger los alimentos (leer etiquetas) combinarlos y cocinarlos de forma práctica, así como sus equivalencias te va a ir armando de herramientas para alimentarte de forma saludable y no solo depender de un menú.

 

  1. La nutricionista no lucha con la comida: Este para mi es uno de los mitos más graciosos, porque el hecho de ser profesional en la materia no nos hace superhéroes en este aspecto. Yo como nutricionista tengo un trabajo, socializo, tengo familia, mascotas, descanso, me gusta salir a comer y pasear, y adivinen: siempre hay comida a mi alrededor, sí lucho con la comida, a veces me dan ganas de algo dulce o algo “pecaminoso”, pero he aprendido a escoger y a balancear mis comidas, trato de poner en práctica lo que aconsejo, y me gusta enseñarle a mis pacientes desde mi experiencia, como puede se puede mejorar la alimentación en el día a día y disfrutar de la comida mientras cuido mi salud.

 

sofia@healthyhappiness.fit

Sofy es licenciada en Nutrición, graduada desde el año 2010, debidamente inscrita en el Colegio de Profesionales en Nutrición con el código 658-10. Es una entrenadora nutricional porque ella se encarga de enseñarle a las personas a comer saludablemente y a crear buenos hábitos. La Dra. Sofía Ochoa te puede atender en su consultorio o va hasta tu casa u oficina, también te puede ayudar revisando tu alacena y aconsejando cosas que podés retirar y otras que deberías agregar en ella. Contactala mediante su correo: sofia@entrenadoranutricional.com

SIN COMENTARIOS

ESCRIBE UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRIBITE

¡Recibí nuestro boletín y material exclusivo directamente a tu correo electrónico!